Mostrando artículos por etiqueta: zapatos
Sábado, 01 Diciembre 2018 21:43

EL FRIO Y LOS PIES

Felicidades, Beautyfoot, por estos 16 exitosos años siendo la revista especializada en los pies, que nos enseña a cuidarlos, a darles su debida importancia. Nuestro deseo es que sean muchos años más caminando con Beautyfoot.

Pasando a asuntos más fríos, alguna vez se ha preguntado ¿por qué se enfrían los pies en invierno? Nuestro cuerpo funciona perfectamente a unos 37 grados centígrados. Sin embargo, las cosas cambian si los sometemos a temperaturas muy frías y a diversas situaciones emocionales. En estas circunstancias se producen contracciones de los vasos sanguíneos, bloqueando el flujo de sangre a los dedos de los pies y de las manos. A esto los médicos lo conocen como fenómeno de Raynaud.

En algunos casos los dedos llegan a ponerse azules o morados. En el peor de los casos se produce gangrena. Carlos Carsolio, reconocido alpinista, sufrió las consecuencias del frío extremo tras alcanzar en 1989 la cumbre del Everest (8, 448 m). A su regreso, sus pies inflamados, quemados y de un notorio color azulado daban cuenta de su hazaña.

Pero no es necesario ser alpinista para sentir helados los pies. La mala circulación, problemas del corazón, hipotiroidismo, fibromialgia y hasta trastornos nerviosos pueden llevar a una persona a esta condición. Por esta razón, en esta temporada recomendamos usar calzado con interior afelpado y unas buenas calcetas.

Y bueno, a la Navidad siempre la asociamos con el frío invierno, por lo que ahora vamos a hacer un recorrido por la historia de los famosos zapatos de la Navidad, y nos daremos cuenta de que los pies no siempre estuvieron correctamente protegidos.

Recordemos cómo calzaban los Reyes Magos. Ellos llevaban babuchas sin talón, muy adornadas con puntas largas, y Baltazar llevaba unas sandalias de cuero. Seguramente los Sabios de Oriente sintieron las inclemencias del tiempo. En Holanda se protegían los pies con calcetas de lana y unos zuecos de madera que no permitían que pasara al pie la humedad del suelo. Y desde allá nos llega el cuento donde Santa Claus dejaba a los niños duces y rosquillas dentro de los zuecos, pero alguna vez tuvo tanto frío que echó el calzado al fuego de la chimenea para darse calor.

En el camino al pesebre para conocer al niño Dios, los pastores calzaban huaraches sencillos de suela delgada y tiras de cuero cruzadas, o tejidos con fibras de la naturaleza. No podíamos esperar menos de Santa, pues ahora sabemos que las botas (las famosísimas botas de Santa) son un excelente calzado para proteger los pies. El invierno ruso, por ejemplo, no puede sobrellevarse sin ellas. A todos los lectores les damos las gracias por leernos, sin ustedes no estaríamos haciendo esto que tanto nos gusta, les deseamos que tengan una muy feliz y mágica Navidad, y próspero año nuevo.

Por: Museo del Calzado El Borceguí

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Ver RevistaBF

 

Publicado en Blog
Sábado, 01 Diciembre 2018 21:37

Zapatos Viejos

Allí están mis zapatos viejos

Triste por la despedida

No me quiero separar de ellos

Han sido mis fieles compañeros

Me han acompañado tantas veces

Me han guiado por bellos andares

Sus pasos son mis pasos

Bailaron al son de mis canciones

Pues no me despediré los mandare a

 reponer y quedarán como nuevos

Ellos han dado cuenta

de mis noches de desvelos

de mis pasos con anhelos

de mis amores de vida

y han gastado lozanía

haciendo grato mi suelo.

Se han gastado mis zapatos

de tanto andar con ellos,

y eso que los renuevo,

les doy mantenimiento,

los cuido con esmero,

son mis grandes compañeros.

Cuando ya no puedan más,

como a esos zapatitos

de mis niños,

cuando eran pequeños,

voy a cubrirlos de bronce,

que será su monumento;

estarán en mi escritorio

siempre trayendo recuerdos

dulces ... amargos ...

pero recuerdos...

 

Fuente: poemas-del-alma.com/blog/mostrar-poema-64323

 

Ver RevistaBF

 

 

 

Publicado en Blog
Sábado, 01 Diciembre 2018 16:50

EL NIÑO DESCALZO

 Hace mucho tiempo, en un pueblo muy remoto de Francia, vivía un niño llamado Pierre que era huérfano. Había perdido a sus padres a muy temprana edad y vivía con una avariciosa tía, que nunca había sido cariñosa con él. A esta mujer lo único que le importaba era el dinero, a tal grado que hacía de todo para no gastar lo que tenía. Por eso vivían en una casa muy modesta y muy incómoda en invierno. Comían solamente sobras y se calentaban con aceite viejo.

El pobre Pierre ni siquiera tenía zapatos, ya que su malvada tía no quería comprarle unos. Andaba descalzo todo el tiempo, pero nunca había dejado de tener un noble corazón. Pierre soportaba los malos tratos de su tía con una actitud optimista y era amable con los demás.

Cuando llegó el invierno, el niño se talló unos suecos de madera para poder proteger sus pies de la nieve. En la víspera de Navidad, se encontraba muy nervioso por la llegada de Papá Noel. Debía dejar sus zapatos junto a la ventana para que el buen hombre pudiera dejarle sus regalos, apenas llegara con su tía de la Iglesia, donde daban la tradicional Misa de Gallo. No obstante, al estar a punto de entrar en su casa, Pierre vio a un niño en la calle que se moría de frío, ya que tampoco tenía zapatos. Sintió tanta lástima por él, que sin dudarlo se quitó uno de los suyos y se lo regaló. —¡Ya has perdido uno de tus suecos! —lo regañó su desagradable tía— ¡Pues a ver como lo repones, porque no voy a dejar que gastes otro tronco de leña para tallar uno nuevo! Ahora te vas a la cama sin cenar.

Muy triste, Pierre se fue a su habitación, pero antes dejó su sueco restante en la ventana. A la mañana siguiente, los niños jugaban entre la nieve con sus juguetes nuevos. Pierre corrió a ver su zapato y se quedó impresionado. Papá Noel le había dejado no solo un par de relucientes zapatos nuevos, sino juguetes y todo lo que necesitaba para pasar el invierno: abrigos, ropa, suéteres, gorros y bufandas. Hasta le había obsequiado un par de mantas muy calientitas para pasar las noches invernales.

Además, le había dejado una cesta llena de comida deliciosa para disfrutar en Navidad muy emocionado, Pierre salió de su casa y vio un trineo majestuoso en la nieve, desde el cual un hombre barbudo y vestido de rojo le sonreía bondadosamente. ¡Era Santa Claus! Y a su lado iba un niñito vestido de blanco, que sostenía el sueco que él le había regalado. Era el niño Jesús, quien también lo había recompensado por ser tan bueno.

Pierre nunca olvidó la importancia de la generosidad en las navidades.

Fuente:  xn--cuentoscortosparanios-ubc.org/el-nino-descalzo/

Ver RevistaBF

 

Publicado en Blog
Viernes, 26 Mayo 2017 23:37

8 REGLAS DE ORO PARA CUIDAR TUS ZAPATOS

Vas a comprar unos buenos zapatos, te tomas el tiempo de buscar y rebuscar, hay que probarlos y escogerlos. Finalmente te decides y te llevas a casa ese par tan fantástico con toda ilusión de estrenarlos ya mismo. Para honrarlos como se merecen, aquí van 8 reglas de oro para su mantenimiento y cuidado, desde dónde guardarlos hasta qué hacer cuando se mojan por la lluvia. Si sigues estos consejos que un zapatero italiano de fama mundial nos recomienda, tus zapatos te durarán mucho más tiempo en buenas condiciones.

Los zapatos nuevos hay que utilizarlos poco a poco, mejor un par de horas por casa antes de salir todo el día con ellos, para que vayan cogiendo la forma del pie.

No es aconsejable utilizar los mismos zapatos dos días seguidos: día sí, día no; es lo ideal.

Estoy segura que la mayoría de las personas tiene calzador: es para usarlo. Es sólo cuestión de costumbre y no deformarás ni la parte del talón del zapato, ni los calcetines.

Esto vale para zapatos con cordones y para zapatillas de deporte: hay que desabrocharlos antes de quitárselos: eso es sentido común.

Una horma de zapato mantiene la forma, especialmente en zapatos realizados en materiales más flexibles como el nobuk. Insértalas cada vez que coloques los zapatos en el zapatero: son sólo un par de segundos.

Un truco importante: si se han mojado porque te pilló la lluvia (o te tiraste literalmente a la piscina), la horma es perfecta para el secado pero ten la precaución de acomodarlos de lado hasta el día siguiente.

Una regla que yo no cumplo, lo confieso: abrillantar y limpiar los zapatos cada vez que te los calces, aunque ya se vean limpios. Bueno, me esforzaré más.

Y el último consejo llega a tiempo ahora que estamos haciendo el cambio de armario: los zapatos que no vamos a utilizar por un tiempo, hasta el otoño por ejemplo, la piel se mantendrá mucho mejor, si les das una buena capa de betún o crema para zapatos antes de guardarlos en el zapatero. Siempre sobre la suela, aunque ocupe más espacio.

 

Fuente: www.trendenciashombre.com/calzado/8-reglas-de-oro-para-cuidar-tus-zapatos

VER REVISTA

 

 

Publicado en Blog
Viernes, 26 Mayo 2017 22:54

LOS ZAPATOS DE DOROTHY

Si nos preguntan por los zapatos que llevaba Dorotea Gale (o Dorothy, como prefieras), la protagonista de ‘c’, nuestra respuesta inmediata será que eran rojos, con lentejuelas además.

Poniéndonos en mayores explicaciones, añadiríamos que son unos zapatos que pueden llevarte de nuevo a casa si te has perdido, por muy lejos que te encuentres de ella.

Pero ese rojo no fué el color original de estos zapatos. Al menos, no los imaginó de ese color el autor de la novela, Lyman Fran Baum cuando publicó en 1900 ‘El maravilloso mago de Oz’. El autor los describió como zapatos de plata. El cambio entre libro y película, se debe a los cambios tecnológicos que estaba experimentando el cine a finales de la década de los ‘30 del siglo pasado, en tránsito del blanco y negro hacia el color. ‘El Mago de Oz’ iba a ser la segunda película con tecnología Technicolor, que no estaba todavía perfeccionada, de modo que algunos colores no quedaban bien en pantalla. El productor de la película, Mervin LeRoy, apostó por el color rojo de los zapatos para que se vieran mejor. Según cuentan, estas peleas con la tecnología también supusieron que estuvieran una semana probando con diferentes tipos de amarillo para el camino de baldosas, ya que aparecían verdes en pantalla.

A pesar de ser una historia infantil, algunos encuentran cierta carga política de fondo, en la que el color plata de los zapatos tiene mucha importancia. Se dice que este cuento es una metáfora literaria del enfrentamiento entre el patrón oro y el patrón del bimetal que se dió en Estados Unidos con el cambio de siglo. La carretera de ladrillos amarillos puede interpretarse como la falsa promesa del oro, mientras que la región, Kansas, sería el estado agrícola endeudado, y los zapatos de plata serían el camino de vuelta a casa, la solución. ¿Qué podría ser Oz? Pues la medida de peso del oro (oz. = onza).

 

Fuente: www.editorialtintamala.com/los-zapatos-de-dorothy

VER REVISTA

 

 

 

Publicado en Blog
Sábado, 28 Enero 2017 00:15

Calzado el Autentico Ortopédico

Calzado el Autentico Ortopédico

Teléfonos: 01 (477) 714 7308 / 01 800 2011 241

Página Web: elautenticoortopedico.com

Facebook: Calzado el Auténtico

Correo Electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Publicado en Anunciantes

UNA MEDALLISTA OLÍMPICA EN EL MUSEO DEL CALZADO

Lupita González, como todos la conocemos, se convirtió el verano pasado en Río de Janeiro, Brasil, en la primera mexicana en ganar una medalla Olímpica en Marcha de 20 Km. Su marca fue de 1 hora, 28 minutos, 38 segundos. La Plata era para ella y todo México lo celebrábamos.

Guadalupe González Romero, de 28 años, llegó a Río como la gran favorita.  En competencias previas había conseguido el segundo lugar en el Campeonato Mundial de Marcha Atlética por equipos, y ganó el campeonato mundial de Caminata por equipos en Roma 2016.

En la misma especialidad ha obtenido medalla de Oro en los XVII Juegos Panamericanos de Toronto, Canadá, y en la XVII Copa Panamericana de marcha en Chile, en 2015.

Lupita González primeramente practicó box, disciplina por la que sufrió una lesión en la rodilla. Como terapia de rehabilitación comenzó a practicar y adentrarse  en el atletismo. La constancia no sólo la restableció, sino que la convirtió en una de las mejores atletas en su especialidad. Con trabajo y disciplina fue consiguiendo varios triunfos nacionales e internacionales. Su debut en esta disciplina se remonta a 2013, en la especialidad marcha 20 Km.

El calzado que se encuentra en el Museo es con el que estuvo entrenando para las Olimpiadas de Brasil, y con el que compitió y gano la codiciada presea. El tenis ligero, de color rosa mexicano, tiene su firma y una leyenda que llama mucho la atención: “El dolor es temporal, la satisfacción es para toda la vida….”

Venciste, mujer con no dejarte vencer

—Calderón de la Barca.

Por: Museo del Calzado El Borceguí

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Fotos: Debyn Martínez / Luis A. Ramírez

VER REVISTA

Publicado en Blog
Viernes, 27 Enero 2017 22:02

TIPS

RECOMENDACIONES PARA COMPRAR ZAPATOS DE BEBES

Zapatos para el Gateo

Una vez que el bebé comienza a gatear, intentará también ponerse de pie. Es el momento de elegir zapatos que le aporten más seguridad. Además, poco a poco tendrá que acostumbrarse a estar calzado, de hecho, algunos pediatras recomiendan utilizar modelos con una plantilla interior para estimular la formación del arco plantar. En general, los zapatos recomendados para el gateo deben cumplir las siguientes características: Son preferibles las botas, para proporcionar sujeción a los tobillos sin quitar libertad en los movimientos. Conviene que tengan un refuerzo en la puntera para evitar que se lastime con los golpes. La suela debe prolongarse hasta el talón para que no se golpee con el suelo al estar sentado, una postura muy frecuente en esta etapa de su evolución. Es recomendable que no tengan costuras internas para que no le lastimen la piel que es muy delicada.

Zapatos para cuando empieza a caminar

Algunos pediatras recomiendan que los niños estén el mayor tiempo posible descalzos siempre que la superficie sea calentita, regular y no haya objetos que impidan la marcha.  Otros, consideran que un zapato es esencial para la formación del pie del niño. Incluso, algunos zapatos correctivos detienen el desarrollo de algunas deformidades, alteraciones que, si no se tratan, podrían ocasionar molestias en la edad adulta.

El zapato ideal para los niños que empiezan a caminar debe ser liviano, flexible y de forma más o menos cuadrangular, como el pie. Las suelas deben ser antideslizantes. Deben proteger el pie, pero no restar capacidad de movimiento.  La plantilla anatómica es adecuada para fomentar la formación del arco plantar. Deben llevar refuerzos laterales y posteriores para evitar que el pie se ladee. Los pies del niño no deben encontrar resistencias, han de estar bien sujetos y sin posibilidad de deslizarse hacia los lados. Desde la punta de los dedos hasta el extremo delantero del zapato debe sobrar, al menos, 1 cm. Deben tener muy poco taco para facilitar el movimiento de la articulación del pie. Solo se aconsejan las botas para protegerlos del frío.

Nunca debemos comprar los zapatos sin antes probárselos.

Para probarles los zapatos es aconsejable ponerle una media similar a las que vaya a utilizar. Hay que observar al niño mientras camina por el negocio y estar atento para observar si se encuentra o no molesto. Aunque conozcamos su talla, siempre hay que probar los zapatos al niño antes de comprarlos.

Si optamos por poner la suela contra la planta del pie, hay que tener en cuenta que debe sobrar por delante y por detrás al menos un centímetro o centímetro y medio.  Lo importante es que el niño tenga los pies protegidos y los zapatos bien sujetos. Hay que evitar también el exceso de sudoración, lo ideal son las medias de algodón en verano y de lana en invierno. Muchos especialistas consideran que no se deben utilizar los zapatos del hermano mayor, aunque estén nuevos, porque tienen marcada la forma particular de su huella. Otros pediatras, sin embargo, no son tan rígidos y defienden que se aprovechen siempre que no estén deformados.

Las estadísticas dicen que el pie de un niño crece una media de 3 cm. al año. Desde que aprende a caminar hasta los tres años de edad pueden utilizar cualquier tipo de calzado (sandalias, zapatillas de lona, botas...) pero es preferible dejar para más adelante los mocasines, las chinelas y las ojotas, ya que estos modelos no sujetan bien el pie y les obliga a esforzarse demasiado al caminar.

Fuente: www.calzadossalamone.com/info/Sabias%20que%202.htm

 

VER REVISTA

 

 

Publicado en Blog
Viernes, 27 Enero 2017 19:08

¿SABÍAS QUE?

 

¿Sabías Que?

En el año 1300 se inventaron en Gran Bretaña las primeras tallas de zapatos y por orden del rey Eduardo II se medían en granos de cebada.

El juanete suele ser un problema hereditario que afecta a un porcentaje de la población que oscila entre el 6% y el 10%. Sin embargo, si se averigua que causó el primer juanete familiar, se debería seguramente al calzado.

Una bolsa seca de té en los zapatos o en el bolso de entrenar y el olor desaparece.

Las dolencias de los pies afectan a mas del 90% de los mayores de 65 años.

Fuente:  es.pinterest.com/pin/141863456988643785

VER REVISTA

 

 

Publicado en Blog
InicioAnterior12SiguienteFinal
Página 1 de 2

Contacto

fbbluetwt

  BeautyFoot, S de RL de CV
 punto  Plaza Comercial La Silla Local J12
 tel  Tel: (81) 8357.6888
 arroba  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Próximos Eventos

calendario

Todas las Revistas

portadas

Suscríbete

Regístrate para recibir las novedades de Beautyfoot en tu correo electrónico.

  He leído el Aviso de Privacidad y acepto condiciones.

() campos obligatorios

"La motivación es lo que te ayuda a empezar. El hábito te mantiene firme en tu camino."

Jim Ryun

"Cuando quieres realmente una cosa, todo el Universo conspira para ayudarte a conseguirla."

 Paulo Coelho