CIRUGÍA UNGUEAL

La Podología moderna en México, misma que está en pleno y acelerado desarrollo, adolece aún de certidumbre acerca de su rol dentro del sector salud y de las competencias propias del profesional capacitado en Podología. Parte atractiva de las habilidades de un podólogo son los procedimientos quirúrgicos, los cuales aclaro, son de carácter ambulatorio,  propios de cirugía menor, pero que requieren de una alta precisión y dominio por parte del podólogo, pues son de gran trascendencia para la salud del paciente, en especial aquellos que forman parte de grupos vulnerables (enfermos crónico degenerativos, con patologías congénitas, geriátricos, pediátricos, etc.).

Hasta hace no muchos años, la cirugía ungueal era abordada por especialistas médicos, llámese cirujano, dermatólogo, podíatra, etc., siendo por definición el dermatólogo el especialista en cirugía de la piel y sus anexos, mismo que califica la cirugía ungueal como un procedimiento fino, preciso, de paciencia y estético que reestablecerá funcionalmente la región anatómica intervenida. Sin embargo, son ya una buena cantidad de años en los que en México se ha instaurado la base de la profesionalización de la Podología como una carrera del área de la salud, una rama de la Medicina.

Escuelas públicas y privadas tienen hoy en día programas de estudios que fundamentan la práctica de Matricectomías como parte fundamental de la Cirugía Ungueal, que dará solución definitiva a diversas onicopatías, todas ellas de etiología variable.

Dentro de las onicopatías que justifican la cirugía ungueal podal van desde: alteraciones estructurales tanto congénitas como adquiridas, discromías, traumatismos e iatrogenias, patologías infecciosas, patologías sistémicas con repercusión en el aparato ungueal, hasta tumoraciones de origen diverso. Dentro de dichas patologías ungueales, la onicocriptosis puede representar hasta el 65% de la consulta podológica diaria; sin que esto quiera decir que todo caso de onicocriptosis deba ser de tratamiento quirúrgico.

La cirugía ungueal está indicada solo en estadíos avanzados de la onicocriptosis, siendo esta patología la causante de efectuar una matricectomía con mayor frecuencia, pero debemos considerar que este procedimiento está indicado en:

1 Alteraciones ungueales estructurales.

2) Onicodistrofias.

3) Onicocriptosis con tratamientos conservadores fallidos.

4) Patologías óseas subyacentes.

5) Tumoraciones ungueales y periungueales.

6) Onicocriptosis congénita sintomática, entre otras                                                  patologías menos comunes.

Para determinar si es necesaria una intervención de este tipo, el podólogo debe valorar en primer lugar: la edad del paciente, ocupación, el grado de incapacidad funcional al momento de la exploración, comorbilidades, morfología ungueal, recurrencia de la onicopatía en cuestión, estado vascular del paciente, presencia o ausencia de procesos infecciosos.

En segundo lugar se debe de plantear cual es  el estado actual del paciente y que cuente con los requisitos para ser candidato a una cirugía de esta índole, no efectuarla solo porque el paciente lo pide, pues como una más de las competencias del Podólogo está la autonomía de diagnosticar de manera precoz y recomendar un tratamiento oportuno sin influencia de la población no capacitada en el ramo podológico. Como parte de nuestra Historia Clínica es fundamental que al realizar la anamnesis y exploración física identifiquemos signos y síntomas como dolor en la región afectada, intolerancia al calzado durante la marcha, incapacidad o alteraciones funcionales, cronicidad de la patología, varias onicopatías a la vez, pliegues ungueales hipertróficos, curvaturas ungueales patológicas, presencia de patologías óseas subyacentes, y algo muy común de observar en la consulta podológica en México: recidivas por un procedimiento quirúrgico previo.

Contemplado lo anterior, en tercer lugar debemos fijar nuestros objetivos, qué es lo que ofrece este tratamiento a nuestro paciente, ¿cuál es la finalidad de realizarle una Matricectomía?, y si bien el pronóstico siempre es reservado a evolución, identificar las metas a lograr desarrollando nuestras habilidades quirúrgicas, clínicas y teóricas adquiridas durante nuestra formación y mejoradas con la práctica, mismas que mínimamente deben incluir: paliar la sintomatología dolorosa, rehabilitar y reinsertar al paciente funcionalmente a su vida cotidiana, evitar recurrir en la patología, efectuar las técnicas quirúrgicas apropiadas para evitar complicaciones, restaurar la anatomía normal del aparato ungueal, evitar secuelas al procedimiento quirúrgico, y concientizar al paciente acerca de la importancia de la salud podológica y la repercusión que ésta tiene en el resto del organismo.

Como profesionales de la Podología, al igual que en otras ramas médicas, fundamentamos nuestro abordaje quirúrgico en técnicas ya establecidas, así como en modificaciones que se han propuesto con el paso de los años, siempre valorando cual será la más apropiada a cada paciente, ya que la atención siempre será individualizada, pues la etiología y la misma variabilidad biológica así lo exige. Recordemos la clasificación de las técnicas quirúrgicas:

a) Matricectomías Incisionales o mecánicas.

1) Parciales: Winograd, Frost, Suppan I, Reconstrucción estética, Mixtas (mecánica más cauterización) como la de Ogalla.

2) Totales: Zadik, Kaplan y mini Kaplan, Syme, Mixtas.

b) Matricectomías Químicas no incisionales.

1) Parciales: Fenol – Alcohol, Hidróxido de Sodio.

2) Totales: Fenol – Alcohol, Hidróxido de Sodio.

Las técnicas anteriormente descritas hablan de matricectomías parciales, en la mayoría de los pacientes es el tratamiento de elección por sobre las matricectomías totales, estas últimas tienen indicaciones más específicas y que aunque deben ser del conocimiento del podólogo, se emplean en un porcentaje mucho menor en el paciente podológico. Antes de determinar si son viables, debemos considerar las indicaciones de una  matricectomía total y las especificaciones de dichas técnicas (Zadik, Kaplan, mini Kaplan, Syme):

a) Recidivas de matricectomías parciales recurrentes.

b) Infecciones recurrentes.

c) Onicocriptosis adquirida (ejem. Por traumatismos – distrofias ungueales).

d) Onicopatías asociadas.

e) Patologías óseas subyacentes.

f) Malformaciones congénitas o adquiridas de falanges distales.

continuará….

 

 

Ver RevistaBF

 

 

Contacto

fbbluetwt

  BeautyFoot, S de RL de CV
 punto  Plaza Comercial La Silla Local J12
 tel  Tel: (81) 8357.6888
 arroba  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Próximos Eventos

calendario

Todas las Revistas

portadas

Suscríbete

Regístrate para recibir las novedades de Beautyfoot en tu correo electrónico.

  He leído el Aviso de Privacidad y acepto condiciones.

() campos obligatorios

"La motivación es lo que te ayuda a empezar. El hábito te mantiene firme en tu camino."

Jim Ryun

"Cuando quieres realmente una cosa, todo el Universo conspira para ayudarte a conseguirla."

 Paulo Coelho